Distinguir estrategias y necesidades es clave ¿sabes cómo?

nino_helado_post-cropEstrategias, deseos y necesidades, parece que hablamos de lo mismo pero estas palabras tienen sus matices y todos ellos son importantes a la hora de clarificar qué me pasa en el conflicto y qué quiero para tener más vías de solución.

Como siempre, un ejemplo para concretar:

Imaginemos el siguiente caso que contempla dos aparentes necesidades en juego: “Necesito un BMW –  mi economía no me lo permite”.

Si me quedo en este nivel es posible que me estanque a la hora de encontrar solución a mi conflicto de intereses. Por un lado, tengo un deseo de tener ese modelo de coche concreto y por otro, tengo una necesidad de utilizar mi economía de forma consciente. Una posible solución puede ser “no me compro el coche porque no tengo el dinero necesario”. Otra posible solución será “me compro el coche aunque descuide otras necesidades básicas”. En ambas soluciones un interés gana frente a otro. Y el otro sale perdiendo.

¿Cómo podemos llegar a emplear la fórmula ganar-ganar?

Os explico una posible herramienta: la pregunta “POR QUÉ …”. Con ella sabremos cuándo estamos ante estrategias y cuándo ante la verdadera necesidad.

¿Por qué necesito comprarme un BMW? La respuesta puede ser “porque necesito un coche”. Si continúo con la pregunta ¿por qué necesito un coche? Puedo llegar a la respuesta de “porque necesito desplazarme más deprisa de un lado a otro”. De este coche-rapidomodo, depuro cuál es la verdadera necesidad: necesito desplazarme más deprisa. La elección de comprarme tal modelo no deja de ser una estrategia que satisface la necesidad real.

Ahora bien, sabiendo que mi necesidad es desplazarme más velozmente, ¿puedo elegir otra estrategia que satisfaga dicha necesidad y que además contemple mi interés de emplear conscientemente mi dinero? Sí, eligiendo otro modelo de gama menor o incluso un vehículo distinto como una moto. Se abre una variedad de soluciones posibles. Elegimos la mejor donde ambos intereses queden contemplados y reconocidos.

Imaginemos que la razón de elegir el modelo es otra.

¿Por qué quiero un BMW? Porque quiero mantener una imagen personal determinada en mi entorno de amigos. La necesidad real cambia, no se centra en el interés de desplazarme velozmente sino en defender un determinado nivel social. Si tengo claro que mi necesidad es esa, ¿puedo satisfacerla con otro tipo de estrategia? ¿Puedo elegir adquirir una moto de gama alta o algún otro artículo elegante que proteja mi imagen y se ajuste a mi economía? Seguramente también habrá varias posibilidades de satisfacer ambos intereses y lograr la fórmula ganar-ganar.

Si me centro en la estrategia y solo en ella, no veo la realidad de mi necesidad y obstaculizo los múltiples caminos que pueden satisfacerla. Encontrar el camino más coincidente con la vía de satisfacción de la otra necesidad es más sencillo de lo que parece.

La clave es distinguir cuándo estoy ante un mero deseo o estrategia y cuándo he llegado a reconocer la necesidad real.

Prueba con esa simple pregunta: ¿Por qué quiero yo….? Y verás cómo eres capaz de concretar tu verdadero interés.

Ahora ya puedes elegir la mejor estrategia para protegerlo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Auto-conocimiento, Gestion de conflictos, Mediación. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Distinguir estrategias y necesidades es clave ¿sabes cómo?

  1. Bea dijo:

    Gracias nena¡Justo lo que necesitaba¡😚

  2. palomamgf dijo:

    🙂 me alegro!! Sabía yo que alguno te iría bien

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s