¿Para qué no actúas ahora?

¿Para qué postergar lo que sabes que tienes que hacer en este momento? Si la inacción es por miedo, legítimo y comprensible, sólo tú sabes si quieres o no justificarla. Nadie más que tú te pedirá cuentas y te exigirá todo el cuidado que necesitas en este preciso momento. ¿Para qué no cuidarte?

Mira si no hacer nada ante tal situación puede ser una mera excusa para quedarte en la continua queja de lo triste e injusta que es tu existencia, fíjate si no es un motivo más para acomodarte donde te encuentras, observa si no es una estrategia más para mantenerte en la zona que controlas, más allá de ella quizás encuentres un abismo, quizás no.

No dudes y escucha precisamente aquello que te gritas sin querer oír, vendas fuera, ya no caben, solo tú tienes la respuesta a todas tus preguntas, busca, sumérgete en la honestidad de tus sentimientos más escondidos y desnuda la verdad para utilizarla de guía. Desde lo más profundo de tu propio hueco tienes la perspectiva que necesitas para encontrar todo aquel atisbo de luz que se te aparezca y sólo desde ahí puedes elegir el foco más potente, nada más vale, en la superficie no hay visión, desde ahí solo puedes mirar a ras, sin más opción que detenerte en las paredes más inmediatas. Pero el océano es extenso, inmenso, todo lo que puedas imaginar y algo más, siempre hay opción, siempre hay camino. Toca bucear hasta el fondo de ti.

abismo

No pienses que es fango lo que pisas, sólo es un escalón que resbala, levántate, sacude lo que no te vale y en silencio, sin mirar abajo, ni atrás y ni siquiera adelante, actúa, con todas tus fuerzas, ponte en marcha hacia lo que deseas, determinar tu prioridad inmediata es clave y después la siguiente, una a una. Nadie más que tú te acompañará en el viaje, recuerda que tú eres tu principal aliado, no te falles, necesitas honestidad y palabras firmes de aliento, no cabe la duda ni el dolor, la acción minimiza todo aquello que crees que te puede ahora. Nada ni nadie está en tu contra, cada cual se encuentra en el mismo abismo, fondo o superficie, nada tiene que ver contigo más que tú mismo, o eres de tu equipo o no, eso lo decides en cada momento.

No lo dejes más. Con determinación. Adelante.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Aprender educando, Auto-conocimiento. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s