Días especiales envueltos con un espíritu diferente

Sabemos que en estas fechas algo se cuela e impregna de luz hasta los pensamientos más oscuros y arraigados. Nos sentimos más sensibles, vulnerables, solidarios, cariñosos y emotivos.

¿Serán las luces? ¿Serán los anuncios que apuntan directamente a lo que conmueve hasta hacernos llorar? ¿Serán las películas navideñas repletas de sentimientos que nos hacen sentir especialmente contentos? ¿Puede que se trate de algunas noticias que reflejan lo más positivo del ser humano mostrando hazañas imposibles en otro momento del año?

¿No será un poco de todo quizás?

Días mágicos y especiales envueltos con un espíritu diferente.

fuegos artifSe activan muchos frentes para recordarnos constantemente la parte humana, el lado luminoso que todos tenemos y podemos entender, casi al unísono, cada mensaje, cada imagen, cada movimiento puro del prójimo, porque, aparte de ser un engranaje hacia reclamos que todos sabemos, son chispas que nacen de algo profundo, eso que captamos casi sin querer. Y todo ello se va contagiando de forma increíble e irremediable.

¿Por qué todo esto se reduce a un mes al año? ¿Por qué el resto del tiempo vivimos entre mensajes constantes que despiertan lo más oscuro de cada uno de nosotros? Si conocemos el poder de la sugestión positiva, ¿para qué usarla hacia el lado que nos perjudica?

Y es que todo forma parte lo que somos, no nos engañemos, conocemos la luz porque existe la oscuridad, nada obviemos, que lo haremos más fuerte. Pero ensalzar día a día la rabia, el odio, la victoria obsesiva, el rencor… en definitiva, el miedo, es algo que no logro entender cuando queda demostrado en un mes que podemos vivir con una chispa especial en el momento en el que nos centramos en la alegría, la bondad, la comprensión, la compasión, el perdón… en definitiva, el amor.

Estrategias comerciales a parte, que entiendo que mueven montañas y sería imposiblefocas mantener este frenético ritmo consumista doce meses, ¿no podemos llenar cada espacio de nuestras vidas con todo aquello que nos hace sentir mejor?

No se trata de aparcar la otra cara de la moneda, se trata de orientarnos a lo que también somos por naturaleza en todo su esplendor.

De momento, me quedo con este mes especial porque sigue conmoviéndome. El resto del año volveré a alejarme lo máximo posible de todo aquello que me hace recordar que también soy fruto del temor. No es necesario. Aquello que entra por nuestros sentidos una y otra vez tiene verdadero poder. Es nuestra elección cuidarlo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Auto-conocimiento y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s