¿Te imaginas que tu hijo/a fuera…

…Luther King? …Santa Teresa de Calcuta? …Mandela? ¿Cómo les trataríamos si supiéramos que van a convertirse en personajes para la paz, para la ciencia, para el arte…?

Es un buen ejercicio para pensar en el respeto y admiración que tenemos a nuestros hijos en este momento y cómo sería el trato si tuviéramos la certeza absoluta de lo que van a aportar al mundo el día de mañana.

mandelaReflexiono mucho sobre la falta de respeto que veo a mi alrededor (y ejerzo yo misma en muchos momentos), me decepciona saber que tratamos mejor a un adulto cualquiera que a nuestros pequeños porque les etiquetamos de “niños”. Y es paradójico ya que, a la vez, les exigimos un nivel de entendimiento de las cosas cotidianas de la vida que excede de lo que muchas veces son capaces.

A modo de ejemplo: desde que son bien pequeños les “exigimos” que metan sus calcetines en la lavadora una y otra vez y cuesta un triunfo que hagan caso a la primera, segunda, tercera… Nos enojamos por ello y no reparamos en que, tal vez, podemos hacerles partícipes del funcionamiento de ciertos ciclos que se repiten en lugar de dar por hecho que deben conocerlos. Quizás una breve explicación de los “para qués” de cada norma, de cada instrucción puede facilitar el entendimiento de ciertas rutinas y evitamos así situaciones conflictivas recurrentes. Me pregunto cómo le explicaríamos a un niño que no conoce la lavadora, por vivir en un lugar desprovisto de ciertos lujos, para qué vale y qué función tiene en un hogar, imagino que detallaríamos el porqué de la rutina sin dar por hecho que la conoce. El hecho de que nuestros hijos vivan ciertos hábitos no implica que conozcan su sentido, es más, si les hacemos partícipes de los mismos podemos llegar a sorprendernos ya que en seguida aportan matices a “cómo pueden ser las cosas” y es admirable la lógica e imaginación que tienen y, dicho sea de paso, solemos desechar casi de inmediato. Nuestra comodidad a la hora de conservar ciertas rutinas nos aleja de la frescura creativa que hemos casi olvidado.

Respeto por ser personas, independientemente de ser niños, adolescentes, adultos, admiración por ser únicos. Cuanto más pequeños son, más conectados están con sus necesidades y tenemos mucho que recordar. No obviemos la cara de sorpresa ante un grito desmedido, reclaman coherencia, su ceño fruncido muestra incomprensión, reclaman diálogo, explicaciones sencillas, con su abierta sonrisa nos demuestran satisfacción plena de todo lo que en ese momento necesitan, no hay más que buscar.

Me preocupa la represión constante de sus necesidades, los castigos y recompensas por sus actos, me preocupa mucho que sean incapaces de hacer algo por contribumonedasir a la vida, a sus necesidades, a la nuestras, simplemente por ayudar o colaborar con el otro, me entristece que tengamos que recompensar hasta lo más sensato por el mero hecho de que “siempre se ha hecho así”. Me produce impotencia, más si cabe, que a un niño se le premie por ayudar y se haga con el materialismo enfermo en el que estamos tan empapados. Esto no es respeto. El amor no se gana ni se pierde, se entrega sin condiciones.

Dediquemos algunos minutos en el día en descifrar sus necesidades, de paso ejercitamos y podemos descubrir las nuestras, no está de más. Respetemos su entorno, su ámbito, su percepción, sus emociones y, por qué no, las nuestras, admiremos su capacidad de ser como son y, quién sabe, quizás así reconozcamos nuestra propia valía.

Merece la pena desconectar el piloto automático.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Aprender educando y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Te imaginas que tu hijo/a fuera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s