Espacio infantil: Mamá, ¿vienes?

Mamá, ¿por qué me siento tan pequeña en un mundo tan grande? No entiendo cómo funciona y a medida que me hago mayor, me escondo un poquito más. Dime, por favor, que no tengo que comprenderlo, me resulta muy cansado. Es como si tuviera que estar siempre sonriendo y a veces no tengo ganas. Observo alrededor y veo grandes figuras, si cierro los ojos, las imagino de color negro, con un gesto amenazante y escucho sonidos muy graves. Me asusta la gente, parece que no temen y a la vez creo que no son muy diferentes a mí.

Mamá, ¿cuándo hay que volverse tan serios y tristes? ¿A qué edad tengo que vestirme de gris? Quiero seguir jugando, ¿por qué mi entorno se empeña en ser frío? ¿Qué pasa con los abrazos? ¿Por qué desaparecen de pronto? ¿Es que ser mayor significa dejar de quererse? No entiendo casi nada. Me da miedo crecer de este modo, ¿no hay otra forma?

Mamá, si dejo mi alegría, ¿cuándo volveré a ser yo? Algún día, ¿verdad? Es que me da mucha tristeza abandonar lo que ahora me gusta, no sé bien dónde guardarlo por si llego a perderlo. Tú no lo encuentras, ¿verdad? Y mis ojos, ¿se volverán tan vacíos como los tuyos? ¡Quiero mi chispa!

Mamá, si sonrío así como tú, apretando tanto los labios, ¿no duele demasiado? ¿Cuándo volveré a reír a carcajadas? La abuela vuelve a hacerlo, casi más que yo, ¿tanto hay que esperar?

Mamá, me da miedo dejar de gustarte, de gustar a todos, ahora me sonríen tanto… ¿cuándo necesito empezar a mentir, a disimular, para que esto no se acabe? ¿Tengo que ser siempre tan graciosa, tan pequeña, para que me sigáis queriendo?

cuadroDime que hay otra forma, otro lugar donde poder reír sin tener que callar, donde poder divertirme sin que sea maleducado, donde poder entenderlo todo muy despacito, a mi ritmo; dime que hay un lugar donde no esconder la alegría, donde nadie deba vestirse del tono que más le aburre; dime que existe un lugar donde no se aprietan los dientes, donde puedo llevarme conmigo siempre, donde poder crecer a mi manera, sin exigencias, sin que tú ni nadie espere nada concreto de mí, donde poder ser yo misma, luminosa, abierta y ligera.

¿Existe?

¡Quiero encontrarlo!

Mamá, ¿vienes?

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Espacio infantil y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s