En un conflicto no funcionan los titulares. ¿Concretamos?

Ella explicó: “me siento muerta por dentro, él ha dejado de atenderme”.

No podemos quedarnos en las palabras, necesitamos bucear mucho más profundamente para conocer el verdadero significado de la expresión. Vivimos rodeados de titulares dramáticos e impactantes, de programas, series y noticias de similares contenidos. Ello redunda en nuestra forma de pensar y de comunicarnos pero no olvidemos que seguimos siendo personas complejas, muy alejadas de meros titulares.

En la gestión del conflicto, interno o con el otro, necesitamos entendernos. Los titulares etiquetan y no revelan nuestras emociones y pensamientos. La pregunta es una herramienta esencial para llegar al fondo. Y preguntar no es imaginar su respuesta para preparar la nuestra. Preguntar es querer escuchar su respuesta para comprenderla.

“¿A qué te refieres cuando dices que te sientes muerta?” “Piensas que estás muerta por dentro pero, ¿cómo te hace sentir esto?” Descubrir la verdadera emoción es importante para conocer qué necesita.

“Me siento muerta quiere decir que, aunque me encuentro muy activa, hago muchas cosas, es como si por dentro nada se moviera. Me entristece profundamente”. Aclaró.

Bueno, aquí ya tenemos una emoción real, la tristeza. Además, si leemos entre líneas podemos deducir que su actividad trata de esconder ese vacío, esa tristeza. Al aclarar, vemos que ya no se refiere a su pareja como culpable de la situación. En cualquier caso, no supongamos, no deduzcamos sin contrastar, podemos estar equivocados. Sigamos preguntando.

“¿Para qué tanta actividad?”. Cuidado con nuestras preguntas, tratemos de no orientar la respuesta. Si queremos contrastar nuestra suposición no planteemos la pregunta con intención de reforzar lo supuesto. Dejemos que descubra ella misma su parte, sin proyectar la nuestra sin querer. La pregunta objetiva, corta y aséptica ayuda.

“Realmente, hacer muchas cosas me mantiene ocupada y muchas veces consigo olvidar el vacío”. Respondió.

“Te sientes triste por tu vacío interno. ¿Qué necesitas?” Puede ser una pregunta para llegar a lo más importante, su necesidad.

“Necesito tener un motivo. No buscarlo a través de la actividad, sino tener un motivo claro para enfocarme en él y seleccionar mis actividades. Antes lo tenía y lo he ido apagando”.

En el momento en el que hablé con ella estaba inmersa en un conflicto con su pareja. Su queja era su falta de atención hacia ella. Profundizando, llegamos a la conclusión que era ella la que había dejado de atenderse a sí misma. Inconsciente del verdadero problema, había volcado toda la responsabilidad de su desatención hacia la pareja. Demandaba atención hasta en los más insignificantes detalles. Su pareja, consciente de que algo necesitaba hacer para ayudarla, no lograba satisfacer tanta demanda.

A través de la pregunta logramos concretar y objetivar la situación conflictiva que produce emociones negativas potentes. No es el otro el culpable de nuestra emoción, puede ser el estímulo, pero no el responsable. Además, la pareja puede ser una herramienta de ayuda en la satisfacción de nuestra necesidad, pero no podemos exigirle que sea la única vía posible de atenderla. La pareja también tiene necesidades que cubrir.

Si nos damos cuenta, de la expresión “él ha dejado de atenderme” a “necesito recuperar la motivación que tenía”, hay un abismo. Ella sentía lo mismo al expresarse pero como en su expresión, en un principio, enfocaba la responsabilidad fuera, necesitamos seguir buscando. Y en la búsqueda, necesitamos lograr concreción, evitar los titulares.

Las palabras nos cercan y el apego a las habituales puede interferir en nuestro crecimiento. En el acompañamiento en la gestión de conflictos, podemos ayudar a abrir caminos para encontrar el significado de los pensamientos más ocultos. Buceando encontramos nuevas palabras, nuevas expresiones. Crecemos.

Y tú, ¿te consideras presa de tus palabras? ¿Te expresas con titulares o eres consciente de lo que sientes en cada situación y sabes qué necesitas?

Siempre eliges tú.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Auto-conocimiento, Gestion de conflictos, Mediación y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.