Sí puedes

Sí puedes.

Salir y gritar ¡ya basta! Mirar de frente con fuerza y no dejar que nadie cuestione tu suerte. Apretar los puños cada vez que te duela y levantar el rostro para no esconderte.

Sí puedes.

Preguntar hasta encontrar respuestas. No, no vale cualquier reproche, necesitas que respondan tus preguntas. Atacar es sencillo, impacta pero no responde y ya no te vale. Desbaratar tus argumentos con un grito es fácil, impone pero no es útil y ya no te vale. Razonar y mostrar coherencia es lo difícil y tú lo haces cada día. No te sumes a quien, con la fuerza, cree que puede aplastarte. Tu camino es verdadero, auténtico y puro.

Sí puedes.

Imagen original PalomaMGF

Defender tu criterio por mucho que cueste y contra todo el que desee acallar tu palabra con la mentira y la manipulación. No permitas que nadie te atrape mostrando su lado débil sólo para derribar tu motivo. Escucha razones, no lágrimas que manipulan, ni palabras que atacan y pretenden mostrar una culpa inexistente. Ya sabes que la culpa no existe, la responsabilidad sí. Tus motivos son los que alcanzas a ver cada día, desde tu perspectiva. Sólo eres responsable de ti y de tus actos, nunca culpable.

Sí puedes.

Sigue analizando todos los para qués que seas capaz de encontrar y, si continuas segura, adelante. Protege tus muros y muestra firmeza. La manipulación cae ante la seguridad. Sin víctima, no hay maniobra posible. Sin marioneta, no hay controlador que opere.

Sí puedes.

Y dejarás de encajar en el molde habitual. Y perderás personas cercanas que usan el control para manejarte. ¡Que se vayan lejos, muy lejos! Y vendrán nuevas personas que respeten tu integridad. ¿Sabes por qué? Porque tú ya la respetas. ¡Que se acerque todo el que te haga bien!

Sí puedes.

Sin miedo y con fuerza; con palabras y razones; con escucha y sin permitir injerencias; con tus muros y con todo tu corazón.

Siempre hay más de un camino, no hay final oscuro, encuentra esa luz, que la llevas. Y si sola no puedes, sabes bien quien está cerca para encender tu vela.

Siempre eliges tú.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Aprender educando, Auto-conocimiento, Espacio juvenil y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.