Cuando no es hábito y sí es sumisión

Si un comportamiento se realiza constantemente por miedo al refuerzo negativo, no es un hábito, es sumisión.

Si, además, el refuerzo negativo del comportamiento nada tiene que ver con el mismo, el condicionamiento se vuelve inútil.

No nos engañemos, si el educando realiza la acción sólo por temor al castigo como refuerzo externo, ¿qué estamos consiguiendo? Miedo.

Logrando comportamientos gracias al miedo no los convertimos en hábitos si constantemente necesita este tipo de refuerzos. Tampoco estoy nada segura de sea el mejor modo de crear hábitos aunque éstos se naturalicen una vez que, pasado un tiempo, se retire el refuerzo negativo, pero es aceptado socialmente.

Educar infundiendo miedo de forma constante es someter. Y ya sabemos lo que ocurre con la sumisión. O aplasta o provoca rebelión.

Quien elija este modo de educar puede necesitar saber que un hábito se acaba conformando cuando se puede retirar un refuerzo externo (ya que es externo, mejor positivo que negativo) y el comportamiento surge de manera natural. Pero si, además, el refuerzo propuesto es interno, el comportamiento queda instaurado con más fuerza, más sentido y más consciencia.  Pero este camino es más complejo y no es el más usado. El castigo es más inmediato, más impactante, más amenazador.

Vanagloriarse de imponer e inculcar hábitos con calzador y depender de éste continuamente es engañarse. Quien aplauda esta formación de hábitos, alaba la sumisión de una forma enmascarada.

¡Cuidado! Hay verdaderos expertos en vender sumisión en forma de una educación estricta y ejemplar. Reforzando esta idea, podemos apoyar al que somete a continuar ejerciendo esta práctica con total impunidad.

Y la sumisión causa consecuencias graves y perennes. Así de duro y así de rotundo.

A veces, lo que se muestra con lazo rojo esconde una realidad muy dura y dolorosa para el sometido. Todos somos responsables. Decidir mirar también es una elección.

Siempre eliges tú.

Esta entrada fue publicada en Aprender educando y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.